Prosiguiendo al blanco

Corramos de la mano de Dios, tras nuestra meta.