Clave para la intimidad

La amistad con Cristo crece, obedeciéndole