Permanencia a toda prueba

Si tu cimiento es Cristo, tu vida estará estable.