Cultivando el matrimonio

La relación matrimonial es como un jardín. Tenemos que evitar las malas hierbas y cultivar las plantas que lo embellecen con sus flores.