El Evangelio, la Suficiencia de Dios y el Sufrimiento