La menopausia

Aún si no tienes hijos estoy segura que encontrarás personas a tu alrededor que necesitan aprender las cosas buenas que hay en ti y con amor y paciencia puedas transmitirles. Cultiva tu propia vida cada día orando, leyendo la Biblia- Palabra de Dios y haciendo cosas buenas por quienes te rodean. Deseamos que Dios te bendiga y seas de bendición a otros.