Prosigo a la meta

Debemos enfocarnos diariamente en Aquel que es el Autor de nuestra salvación