Amar a Dios

Tenemos que amar a Dios porque Él nos amó primero