El nacimiento de la humanidad

Génesis enseña que el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios: espiritual, creativo, pensante, sensible y capaz de comunicarse. Esa imagen se arruinó cuando Adán y Eva pecaron. El resto de la Escritura trata sobre la forma de restaurar al hombre pecador con un Dios Santo. Dios creó a Adán primero y luego a Eva, la mujer, para que fuera alguien que “completara” al hombre. El matrimonio, el hombre y la mujer unidos en forma exclusiva, es el plan perfecto de Dios. Cuando los conyuges se acercan a Dios, se acercan entre sí.

Registro de correo electrónico

Regístrate para recibir el Boletín de RTM360/TWR360

Accede a actualizaciones, noticias, enseñanzas bíblicas y mensajes inspiradores de personajes cristianos reconocidos.

Gracias por suscribirte a las actualizaciones de RTM360/TWR360.

Falta información requerida