Llenando los vacíos

Muchos hombres contraen matrimonio con el deseo oculto de que su esposa satisfaga todas sus necesidades y quite su dolor. Pero por más fuerte que sea este deseo debemos entender que esta no es la meta que Dios le asignó al matrimonio. ¿Cuál es entonces el diseño de Dios?