Comprando a Dios

Todo lo recibimos por gracia