El viaje mas bello

La Iguana Ana se puso triste porque su mamá iguana se había ido para no regresar. Los amigos del bosque la consolaron y buscando formas de ayudarla a superar su dolor, su amiga La Vaca Pinchi y el Búho Sabio, durante la merienda, le hicieron notar que la semilla cuando se siembra, crece, florece y da frutos… pero antes debe irse, morir…la iguana Ana comprendió que Dios nos hizo con un propósito y “sea que vivamos o que muramos…somos del Señor”