La luciernaga de la paz

Una noche apareció una luciérnaga en el bosque y los amigos se sorprendieron al verla, sola y tan frágil. Había viajado mucho y se había perdido; pero, aunque era tan pequeña, su luz brillaba y alumbraba por donde pasaba. La luciérnaga les dijo que tenía un mensaje de la paz, una pequeña luz y débil que debían cuidar para evitar que se apagara. Al despedirla, los amigos le agradecieron su mensaje de paz.