El espejo del agua

Dos amigos de Pedrito paseaban por el bosque cuando encontraron un pequeño pozo de agua, bebieron, jugaron y uno de ellos vio su imagen reflejada en el agua. Al día siguiente regresó al pozo y vio su imagen distinta a la del día anterior. Habló con el Búho sabio y éste le explicó que la imagen es el reflejo de lo que se siente. El amiguito, a partir de entonces, busca estar alegre y en paz, porque como se ve a sí mismo, lo ven los demás.