DIOS HABLA...

Mantente en oración y tus oídos espirituales alertas para discernir lo que Él desea decirte, siempre será para bendecirte o ser un instrumento para bendecir a alguien.