Poder de verdad

El único que tiene real poder para cambiar las vidas es Jesús.