Edificio de Dios

No siempre podremos comprender, pero sí obedecer.