La mano de Dios

Si Dios me lleva de su mano, me libra de peligros y de todo mal.