Seguridad hasta el fin

En Cristo llegaremos a la casa celestial.