La madre naturaleza

Los cielos, la tierra y todo lo que en ellos hay necesitó un creador: Dios.