Dios responde a la oración

La oración abre las puertas del Cielo y viene la respuesta.