Martin Lutero y la confianza

Dios nos ampara y fortalece; por eso confiamos.