El gozo, la primera caracteristica del Reino Invisible