Llama

¿Piensa usted que la fe es como una linterna que puede prender y apagar? Pues está equivocado. La fe es fuego, invite al Espíritu Santo para que le dé una verdadera fe en Jesús y le avive la llama de modo que usted contagie a otros con su fe.