Renovado

Existen dos procesos que afectan la vida de las personas, el desgaste del cuerpo que lleva a la muerte y la renovación espiritual que lleva a la vida. Dios nos llama a conseguir la renovación espiritual frente a la muerte por medio de Jesucristo.