De las manos a la mente al corazón

Nosotros conseguimos poner una Biblia en las manos de cada uno de estos pastores. Y entonces les dije: “Ahora que ustedes tienen una Biblia...