Paternidad

Continuamos hablando sobre el compromiso con nuestras relaciones. Esta vez le toca a la crianza de los hijos. ¿La clave? Estar disponible; pero requiere más que solo “estar presente”: significa estar conectado con nuestros hijos emocionalmente y escucharlos con comprensión.