La vida cristiana perseverante

En cualquier tipo de carrera, quienes salen campeones no se rinden ni abandonan a mitad de camino. En la carrera cristiana la perseverancia es clave; se puede correr en victoria de principio a fin, más allá de las dificultades.