Éxodo 9:8-10:9

En nuestro programa anterior habíamos considerado la quinta plaga, la de la peste sobre el ganado, que ocasionó la muerte de los animales. A pesar de las tremendas consecuencias de aquella calamidad, que además constituía un juicio a la idolatría, Faraón no permitió la salida de los israelitas de Egipto. Nuestro pasaje Bíblico de hoy comienza con e…Leer más

Éxodo 8:6-9:7

Terminamos nuestro programa anterior describiendo los efectos devastadores que tendría la segunda plaga, la de las ranas, sobre un país que ya había sufrido las tremendas consecuencias de la primera plaga, en la que todas las fuentes de agua de Egipto se habían transformado en sangre. Una vez más, los magos egipcios pudieron reproducir una plaga, lo cual revela el poder de Satanás para engañar a los seres humanos.

Éxodo 7:1-8:5

Terminábamos nuestro programa anterior con el diálogo entre Dios y Moisés quien, escuchaba como Dios le renovaba su llamado a emprender la gran tarea de liberar a los israelitas de la esclavitud en Egipto. Habiendo sido ya rechazado por su pueblo, quien le había culpado por el empeoramiento de su situación, y lleno de temor y dudas sobre sus condiciones personales para cumplir tal misión, Moisés planteó nuevamente sus pretextos ante Dios.

Éxodo 6:6-7:21

Éxodo 6:6-7:1

En nuestro programa anterior, interrumpimos nuestra lectura en el párrafo que incluía la respuesta de Dios a la oración de Moisés, en la que se reveló como el SEÑOR, que iba a salvar y liberar a su pueblo de la esclavitud, conduciéndolo a la Tierra Prometida. En los versículos 6 al 8 vemos que Dios revela las 7 promesas que conciernen a la redención.

Éxodo 4:22-6:5

Éxodo 5:1-6:5

En nuestro programa anterior tuvimos una introducción al tema de las plagas que vinieron sobre Egipto. Afirmábamos que aquellas 10 plagas no llegarían de forma improvisada ni aleatoria, sino que aparecerían, una después de otra, en una sucesión ordenada de acuerdo con un propósito determinado. El capítulo 5 comienza con el conflicto con Faraón y el principio de la batalla contra los falsos dioses egipcios.

Éxodo 4:6-5:2

Éxodo 4:6-31

En nuestro programa anterior considerábamos el episodio en que Dios le hablaba a Moisés desde la zarza ardiendo, encomendándole la misión de liberar al pueblo oprimido en Egipto. Moisés no se consideraba la persona adecuada para semejante empresa y entonces, Dios había puesto una vara en su mano, demostrándole los milagros que podía realizar si confiaba en El y cumplía sus propósitos.

Éxodo 3:9-4:5

En el pasaje Bíblico que hoy consideramos, encontramos el mensaje que Dios le transmitió. Sería bueno que observásemos lo que le había sucedido a Moisés. Cuarenta años antes de este momento, se encontraba dispuesto a liberar a Israel. Era presumido, arrogante. Había matado a un egipcio liberando a uno de los suyos de la persecución que estaba sufriendo, porque pensó que su acción sería comprendida.

Éxodo 3:8-4:5